EL PORQUÉ DE NUESTROS LOORES RAYANOS EN FORMA DE GALLO

Como ya sabréis los que lo hayáis leído, en este blog o no blog de no reseñas y sí de recomendaciones daremos un premio. En propiedad debemos decir que ya hemos dado ese premio, porque antes de poner en marcha este espacio de solaz y recreo, ya hemos repartido unos cuantos, a nuestros, por ahora, VIPS. Van aquí las razones, aunque en realidad sobran, por las que os recomendamos la lectura de los autores premiados o engallados. Están puestos por riguroso orden alfabético, no dé el orden lugar a disputas, porqué de algún modo había que colocarnos. Para nosotros todos son igual de importantes y distinguidos. No os aburriremos con datos biográficos o bibliográficos, esos que son fáciles de encontrar a nada que te esfuerces o sin esforzarte, basta entrar en Google y ya está. Vamos a ir al meollo de la cuestión, pues.

ANA ITURGIAZ: Doña Ana Iturgaiz tiene una pluma excelente. Se mueve fenomenal tanto en la novela histórica, que sí es histórica, como en la contemporánea. En cualquiera de los dos ambientes la Sra. Iturgaiz no da puntada sin hilo, se documenta a la perfección. Para nosotras esto sí es importante, porque si bien es cierto que una novela es una historia de ficción, no es menos cierto que si se alude a un determinado periodo histórico y se menciona, por ejemplo, la imprenta, una determinada profesión como la fotografía, unos hechos como los esponsales de Felipe II, o un deporte (voy dando pistas) que resultan claves en la historia, un personaje más diríamos, pues debe estar bien colocado, como el resto. Eso Doña Ana lo hace genial, de tal modo que sus libros (todos ellos) están en el estante de releer. Animaos con ella, porque en cualquiera de sus libros os encontraréis con historias fantásticas  que os harán sentir maravillosamente bien.

ARWEN GREY: Bueno, la Srta. Grey es la reina de lo inverosímil que se vuelve totalmente realidad. Con ello queremos decir que puede partir de un hecho que te resulte del todo raro, extraño o increíble y que éste se vuelva no sólo real, sino normal. Excelente pluma también, que lo mismo te enloquece con un Secretario y su lunática particular, con una familia política horrorosa, con fórmulas para el amor o no, con venganzas locas, con guerras de verdad o literarias, o con una simple radiografía. En cualquier caso, en todas sus historias hay un más allá al que hay que mirar. Recomendadísima. Animaos a leerla porque tenéis buen rato asegurado.

CLAUDIA VELASCO: De la “Velasco” se pueden decir muchas cosas: escribe genial, documenta muy bien, se mueve como pez en el agua entre las letras, recorre la histórica, paranormal, la contemporánea…, sin despeinarse. Pero para nosotras todas las novelas de doña Claudia tienen una seña clara: personajes, tanto masculinos como femeninos, muy fuertes (de raza), luchadores incansables que son capaces de recomponerse una y mil veces, porque el amor no es una balsa de aceite y el que diga que sí, miente. Arrolladores, apisonadoras que te estremecen y te hacen sentir, no es amor a medias, son sentimientos a flor de piel. Y como el final es feliz, (sin finales felices no queremos ni uno) pues el acabar el libro es como llegar a puerto seguro. Son un bálsamo para el ánimo. Así que si tienes esos días chungos, que todo se confabula contra ti, lo mejor para animarse a levantarse y seguir, es leer a la Sra. Velasco, porque si algo te dice, es que después de sobreponerse y luchar, se vencen las dificultades y  existe una recompensa.

M.C. SARK: Nuestra historia de amor hacia esta autora empezó por una rocambolesca casualidad. Una de las que suscribe odia a los vampiros. No ha leído Crepúsculo, nada de Drácula y su relación más cercana con esos seres es el Conde Draco, al que adora. Recomendada por la otra firmante, y ante un imperioso “léelo, te va a encantar, son unos vampis súper especiales”, se leyeron, se paladearon y se disfrutaron y por ello brindaremos mil veces.  La Sra. Sark crea una sociedad de vampiros contemporáneos, modernos, seres fantásticos pero absolutamente reales, y los dota de corazón. No ese que late y todos tenemos, sino con corazón inmenso en el que cabe todo. Viajas en el tiempo y en el espacio, corres aventuras, quieres y odias y todo a través de los ojos de sus vampiros y otros seres a los que invitarías a comer a tu casa. Su mérito no queda ahí: recientemente nos ha deleitado con una novela contemporánea pura (sin seres que te hacen subir a las lámparas) y esperemos y deseamos que nos regale su talento muchas más veces. (Ojo cuando digo regalar, no se refiere a libros, que esos los compramos). Receta magistral para este invierno: leer a media luz, mientras estás calentito en casa. Puro regocijo.

GEMA SAMARO: Doña Gema es la artífice de un romance cibernético y un parentesco un poco extraño entre las firmantes y ella misma. El que quiera saber que investigue. Pero no es esa la razón de que se halle entre nuestras autoras de cabecera. Antes de emparentar la leíamos, la queríamos y la disfrutábamos. Desde esa locura de crucero, esas navidades extrañas por no saber decir no, esas azucenas en un jardín, con pócimas y bebedizos, esos retratos que van y vienen en el tiempo, o ese tomarte un café con Don Lope, son igual de queridos que cierto vestido, aunque Juan Piamonte nos haya conquistado. Sus novelas son todas muy corales. Obviamente hay dos protagonistas, pero los secundarios se dejan querer y mucho. Pluma magnifica que recomendamos.

ISABEL KEATS: La Sra. Keats es la reina de la comedia, de las risas sin parar, del romance con letras mayúsculas y ¡ojo! es capaz también de hacerte morder las uñas con una buena policiaca. Convencidas estamos que bien podría firmar un buen guion en Hollywood. Te sube el ánimo aunque estés por el suelo. Situaciones inverosímiles que te hacen reír a carcajadas. Es un no parar, vamos. Desde esos vecinos que incordian, hasta porteras bigotudas que no lo son tanto; desde misteriosos acontecimientos en la Sierra de Madrid, hasta americanos que necesitan ser tutelados para aprender formas. Todo eso y más te lo dará doña Isabel. Ideal por tanto para leer si quieres sumergirte en un mar de risas.

JOSÉ DE LA ROSA: ¡Un hombre! Sí, varón escritor de muchas historias, entre ellas románticas. No os dejéis vencer por los prejuicios. Cuando saltas ese escalón te alegras y lo adoras. Don José es un excelente autor, tanto de thriller histórico, como de romántica. No os podéis perder ninguna de sus obras, porque todas son magníficas, aunque aquí debemos decir que tenemos especial cariño a sus Siete Razones, que hizo que nos enamoráramos de él (¡ojo de sus libros!, no penséis que nuestro amor va más allá, aunque el chico no está mal y parece buena persona). Con el Sr. De Rosa, que escribe para que te derritas más o menos, puedes disfrutar de razones para no enamorarte o para odiar que irremediablemente te llevan al amor, de asesinos de la dehesa, de aventuras en busca de galeones o reflexionar sobre qué es la fidelidad y si ésta empieza por la que uno se debe a sí mismo.  Toca todos estos palos y con maestría.  Así que para viajar a tu interior o para cazar tesoros, leedlo. Si a eso le añadimos el haber logrado que el hijo de una de las que suscribe, hablador por los codos y con complejo de presentador radiofónico, ya que radia todo lo que hace al segundo, haya pasado de la lectura infantil y preadolescente a la de adultos, sin rechistar y de motu proprio, ya es como para ponerle un monumento.

LORENA ESCUDERO: Doña Lorena es relativamente nueva, pero se le ve empuje y, sobre todo, le asoma la pluma en el sombrero. No tenemos duda alguna de que la Sra. Escudero dará mucho que hablar. Gracias a ella nos hemos paseado por la Laguna Estigia, hemos tuteado a Caronte, odiado a Afrodita, dado un capón a Cupido y casi pateado a Adonis. Es lo que hay. Una loca historia que en algún momento nos llegó a recordar los mejores musicales que pueden verse en Brodway. Sólo por esa obra se ha merecido nuestro gallo, porque es esperanza de nuevas y buenas lecturas. En el horno tenemos su saga del oeste, por eso de que las sagas hay que leerlas seguidas. Recomendado desde luego, lo que hay y lo que venga. 


Comentarios

Entradas populares