NUESTRO GALLO RAYANO DE MARZO, QUE VUELA EN ABRIL, SE CONVIERTE EN “GALL” Y SE TRASLADA A TIERRAS CATALANAS: ANNA CASANOVAS ESPERAMOS QUE TENGAS GALLINERO


Bueno, llegamos al fin del mes de Marzo y toca premiar. Es obvio que hay muchos buenos escritores y que no están todos los que son en nuestra galería de premiados, pero todo se andará poquito a poco.

         De justicia es reconocer a doña Anna Casanovas su grandeza y su  contribución a la romántica: perfecta combinación de buenas historias y  buena pluma. Antes o después le tocaba, porque ya nos enamoró con esos Hermanos Martí (seguimos esperando nueva), con esas Reglas del juego (seguimos esperando nueva), con esos Malditos bastardos (seguimos esperando nueva), con esas novelas que te transportan a épocas pasadas (seguimos esperando nueva), o esos relatos que te hacen querer bailar o escuchar música clásica (seremos pesadas, pero seguimos esperando nueva). Sí, lo sabemos, también escribe romance paranormal, que la que hoy suscribe, que es poco de paranormales, tiene pendiente leer. Lo que ha hecho que sea este mes y no el siguiente el que nuestro gallito vuele al corral de la señora Casanovas, alterando nuestro plan de entrega, ha sido nada más y nada menos que “Herbarium. La flores de Gideon”. Los que somos lectores habituales de la hoy premiada no nos sorprendemos ante este libro, que lo cierto es que lleva su sello personal, pero sí decimos que es un paso más allá de Anna, es más que los anteriores que ya eran buenos. Te envuelve, te hace viajar en el tiempo, en el espacio. Puedes ver Oxford, igual que puedes sentir el dolor de los protagonistas o el olvido . Te hace querer saber. Y sobre todas estas cosas, que no son pocas, está ese homenaje a una de nuestras novelas favoritas, “Jane Eyre”, con la que este libro comparte estantería en casa.

         Anna Casanovas en una autora que,  está demostrado, toca todos los palos con maestría, combina todos los elementos de una buena novela a la perfección, los envuelve con las palabras exactas,   lo que se traduce en que estas lectoras, cuando comienzan un libro suyo, no puedan parar de leer. Es por eso que, como yo siempre digo que cada libro tiene su momento, nos gusta leerla cuando tenemos tiempo y no hay prisas, cuando te puedes permitir vaguear en el sofá mientras viajas de su mano sin moverte de casa, cuando te da igual posponer obligaciones porque pones por delante tu propio placer lector. A Anna se la paladea: una vez la catas te vuelves incondicional. A nosotras nos tenía  desde hace tiempo en el bote y ahora no creo que podamos salir jamás de él.

         Sirva lo dicho de justificación para el vuelo que emprende nuestro emplumado que, por otra parte, no tenemos que justificar. En cualquier caso, sobran razones cuando está ahí el trabajo de doña Anna para explicarse por sí mismo.

         Animo, por tanto, a aquellos que no la hayan leído, sean lectores de romántica o no,  a que lo hagan, pasarán un muy buen rato con sus historias magníficamente escritas.

         Este  enlace os llevara a la página web  de Anna Casanovas, en la que encontraréis, además de datos sobre ella y sus libros, su magnifico blog, Libranna:



                                                


         Nos despedimos por hoy, pero seguimos a la caza de libros con el mismo empeño que Sarah y Liam van a la caza de flores
        




Comentarios