EL ÁRBOL DE MI VIDA, DE MELANIE HUDSON. EDITORIAL LIBROS DE SEDA.



  Bueno, como sabréis los que nos seguís en Facebook, estos días he estado leyendo El árbol de mi vida, de Melanie Hudson, publicado en España por la editorial Libros de Seda. El ebook está disponible desde la semana pasada; en papel tendremos que esperar, creo que hasta enero, y digo “tendremos” porque, sin duda, se ha ganado un puesto de honor en mi estantería.

El árbol de la vida es una viaje en todos los sentidos. Un viaje al lugar de donde uno viene, un viaje al interior de uno mismo y un viaje geográfico.

La protagonista, Grace, ha perdido a su madre, su única familia. Para poder heredar su casa, una casa preciosa en mitad del campo en Devon, debe cumplir con el deseo expreso de su madre, que ha dejado todo preparado hasta el último detalle: debe abandonar su trabajo (es fotógrafo de famosos) durante dos semanas y emprender un viaje junto a un desconocido Alisdair Finn. El viaje es la manera por la que Rosamund, la madre de Grace, le va a contar su vida, o eso parece.




El viaje se convierte en mucho más: primero, por lo inesperado de los destinos, que  va descubriendo prácticamente el día antes de partir; segundo, porque en  ese viaje conoce el pasado y hace una reflexión sobre su propia vida y tercero, porque su compañero de viaje Alisdair, es muy peculiar (no quiero desvelar nada, así que os tendréis que quedar con eso).  Es, por tanto, un viaje de descubrimiento, de conocimiento de quién fue su madre antes de ser eso, su madre; es un punto de inflexión en la vida de Grace, que ha dejado atrás muchas cosas sin atreverse a saltar la valla y, quizás, necesite un empujón; es un viaje con un final y con un fin y es, a la vez, un punto de partida.

No voy a desvelar más de la trama. La historia es magnífica, pero, como todos sabéis, jamás hago spoiler, más allá de lo que pudiera ser la sinopsis del libro. No es que me importe a mí  que me cuenten un libro. Lo cierto es que me da igual, porque cada lector tiene unos ojos diferentes. Sin embargo, no soy yo de ir contándolo, porque todo lo que yo diga de la historia, está mucho mejor escrito en el libro.

La narración es fluida. Describe de forma maravillosa, tanto paisajes, como sensaciones. En estos días he viajado a Devon, a los Dales, a Escocia, a Zagreb… (ya estoy revelando más de lo que debiera). Me he encontrado con un abogado peculiar, con un padre amable, con familia, con amigos y algo más. He respirado aire entre montañas, he caminado sin descanso, he callejeado por pueblos y por ciudades y me han quedado ganas de hacer yo misma ese viaje.  Pero es que además de eso, he sentido con Grace, con Rosamund, con Alisdair, he vivido con ellos, he abrazado a Jack,  y me he quedado sin aliento, aterrorizada, mientras me miraba un carnero.


El árbol de mi vida arranca  carcajadas,  te hace soltar lagrimitas, es un libro cálido, de sensaciones. Es obvio que recomiendo leerlo y lo hago a todos aquellos que disfrutan de literatura buena y reposada, porque eso es este libro.

Tenía que contarlo, no me he podido resistir.

     Os dejo aquí el enlace de la canción que, por antonomasia, siempre asociaré a esta lectura



     En nuestra página de Facebook podréis encontrar un álbum de fotos, con todo aquello que me ha sugerido el libro, por si queréis verlo, esta es el enlace: 


     Besos y hasta la próxima, que espero que al menos sea como esta.


Comentarios

Entradas populares